jueves, enero 31, 2008

Diez Lugares Del Mundo Ni Para Respirar


El Instituto Blacksmith, un grupo ecologista con sede en Nueva York, publicó una lista de los diez lugares con mayor nivel de contaminación ambiental en el planeta. Y como no podía ser de otra manera La Oroya, en el Perú también esta incluida en dicha lista debido a la salvaje contaminación que la minería ha provocado en el lugar y que para la clase política jamás ha sido motivo de reflexión y búsqueda de soluciones.
Si la justicia no estuviera entre las cosas lejanas para los peruanos, no sólo se juzgarian a los corruptos, y evitariamos la prescripción de los delitos, si no también podriamos enviar a la cárcel a aquellas autoridades que permitieron la contaminación y las secuelas que ahora afrontan los pobladores de la Oroya y de otras regiones donde la mineria inhumana y rapaz ha sentado sus bases.

La Lista del oprobio ambiental

  • Sumgayit, Azerbaiyán
  • Linfen, China
  • Tianying, China
  • Sukinda, India
  • Vapi, India
  • La Oroya, Perú
  • Dzerzhinsk, Rusia
  • Norilsk, Rusia
  • Chernobil, Ucrania
  • Kabwe, Zambia

===================================================


Diez lugares del mundo ni para respirar
Redacción BBC Mundo

Entre ellos se incluyen sitios de Rusia y ex repúblicas soviéticas, China, India, Zambia y la ciudad minera de La Oroya en Perú, donde -asegura el estudio- viven en situación de riesgo sus 35.000 habitantes.

Sin embargo, no es el lugar más contaminado. Este puesto lo ocupa Sumgayit, en Azerbaiyán, donde las emisiones de las industrias petroquímicas castigan a sus 275.000 pobladores.
Gracias a la industria del carbón y el plomo, las ciudades chinas de Linfen (3 millones de habitantes), en la provincia de Sanxi y Tinaying (140 mil) se ubican segunda y tercera.
Sukinda (2,6 millones) y Vapi (71.000 habitantes), le siguen en India, para dar paso seguidamente a La Oruya, en el sexto lugar.

Entre la industria y la guerra

Mientras en la mayoría de los casos, las contaminaciones son productos de las industrias petroquímicas y las actividades mineras, la situación es un tanto diferente en las ex repúblicas soviéticas.

En efecto, las poblaciones rusas de Dzerzhinsk y Norilsk, deben los puestos séptimo y octavo de esta "lista de la vergüenza" al legado de la fabricación de armas químicas durante la Guerra Fría.
La tragedia de 1986 en la planta nuclear de Chernobil, en Ucrania, todavía sigue afectando la salud a millones de personas en Europa Oriental y por eso ocupa el noveno lugar.

El estudio, elaborado con la colaboración de expertos de la Universidad de Harvard y del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, pone al final de la lista al único sitio africano, la ciudad de Kabwe, en Zambia.
Allí, las minas descubiertas a principios del siglo XX, han llevado a sus 250.000 habitantes a verse expuestos a niveles exagerados de plomo en la sangre.

Vergüenza y acción

Se trata del mismo problema que sufre el 99% de los niños de la ciudad andina de La Oroya, debido a las actividades del complejo minero del grupo norteamericano Doe Run Perú (DRP).
La población aparece por segundo año consecutivo en este informe, que estima en 12 millones de personas las afectadas por enfermedades crónicas, entre ellas asma y condenadas a muertes prematuras en estos sitios, como consecuencia de la contaminación.

"La reiterada afirmación sobre La Oroya sugiere que no se ha hecho nada para revertir esta triste y agónica situación", protestó monseñor Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo, capital del departamento de Junín al que pertenece la ciudad.

Por su parte, el gerente de Recursos Naturales y Gestión de Medio Ambiente de ese departamento, Iván La Negra, admitió a la agencia de noticias EFE, la necesidad de "fortalecer las políticas de fiscalización y vigilancia ambiental, como se desprende de la reciente sanción que recibió Doe Run Perú, al tiempo de mejorar las acciones directas sobre la salud de la población".
En esto coincidió con el director del Instituto Blacksmith, Richard Fuller, quien al difundir la lista expresó: "El hecho concreto es que los niños están enfermos y se están muriendo en estos lugares contaminados, donde no se necesita de una gran ciencia para revertir esta situación".
Fuente: BBC - Español

1 comentario:

garauzo@email dijo...

CONTAMINACIÓN DE LA OROYA

La Blacksmith Institute los años 2006 y 2007 han realizado investigaciones sobre las ciudades más contaminadas del mundo y llegó a la conclusión que la Oroya se halla entre las 10 ciudades más contaminadas del mundo y Environmental Graffiti el 2008 lo considera como una las 5 ciudades más contaminadas también del mundo; han sido muy benévolas; de acuerdo a mis investigaciones de varios años que vengo difundiendo, la Oroya es la más contaminada del Perú, América latina y también del mundo y cada vez se está contaminando más: plomo en sangre en niños de la Oroya Antigua 53.7 ug/dl (DIGESA 1999) embarazadas 39.49 ug/dl (UNES 2000), niños al nacer 19.06 ug/dl, puérperas 319 ug/100 gramos de placenta (Castro 2003) y 39 ug/dl en trabajadores (Doe Run 2003). Máximo aceptado de plomo en sangre 10 ug/dl;actualmente la Academia de Pediatría de USA considera como máximo permitido 0 ug/ dl. También es fuente de contaminación el plomo que se halla concentrado en el suelo; se estima que en el suelo de la Oroya el plomo tiene una concentración de 50,000 patículas por millón / kg de suelo; máximo permitido entre 300 a 400.
Cuando la Oroya estaba en manos de Centromin eliminaba solamente por la chimenea más grande de 167.500 metros de altura en promedio por día y toneladas: bióxido de azufre 1000, plomo 2500, arsénico 2500, cadmio 80, material particulado 50 y así sucesivamente, más 24,000 de gases tóxicos producto de la combustión incompleta del carbón, sin contar lo que se elimina por el incinerador industrial y por las 94 chimeneas pequeñas que se calcula 15,000 (PAMA El Complejo Metalúrgico de la Oroya, 1996): suman en total 45,000 toneladas día.
Doe Run envía cada 3 meses las concentraciones de los metales pesados al Ministerio de Energía y Minas y con estos datos Cederstav ha demostrado que la contaminación se ha incrementado; por ejemplo el bióxido de azufre se ha elevado a cerca del 300% por aumento de la producción (Cerderstav. La Oroya no Espera, 2002)
La Asociación Interamericana del Ambiente dice que la calidad ambiental de la Oroya se ha deteriorado severamente desde que Doe Run se hizo cargo y la misma empresa declara que las concentraciones de los gases de metales pesados se ha incrementado en el aire: plomo 1160 %, cadmio 1990 % y arsénico 606 % (Portugal C y Cols. Los Humos de Doe Run, 2003)