jueves, marzo 01, 2007

Muerte En El Aire

A continuación reproduzco un artículo sobre el último accidente aereo en Ayacucho. Que más se puede añadir frente a esta situación que es producto de la falta de agudeza mental para subsanar los problemas que afrontan nuestras fuerzas armadas. Pero en fin que podemos esperar si nos sacamos la "lotería" con un inepto, frívolo y mediocre presidente, en el período pasado: Alejandro Toledo.
=============================================

La sólida formación en valores patrióticos de los oficiales que se encontraban cumpliendo su deber a las 11:00 hrs del 27 de febrero en la localidad de Pacobamba, distrito de Anco, provincia de La Mar del departamento de Ayacucho, les permitiría dar una rápida mirada de lo que habían significado sus vidas, subordinando la tranquilidad del hogar, la seguridad de sus casas o la compañía de sus hijos al cumplimiento de los sagrados intereses del país.

Aquel aciago día, y en las más adversas condiciones, llevaban, al igual que a lo largo y ancho del territorio nacional, la presencia del Estado a aquellos alejados parajes mientras el resto de la población que no viste el uniforme de la Patria desarrollaba en seguridad y tranquilidad sus actividades cotidianas.

Es seguro que en aquellos interminables momentos sus miradas se confundían en una mezcla de tristeza y alegría… Tristeza por el presentimiento que no volverían a ver más a aquellos a quienes más amaban. Y alegría, inmensa alegría que sólo pueden entender quienes han sido formados para dar la vida en el cumplimiento del deber.

Lejos ya de los avatares terrenales, los nuevos huéspedes de la Mansión de los Héroes no sentirán, afortunadamente, la frustración y el coraje de sus camaradas de armas y de la sociedad en general que, independientemente de las causas del fatídico accidente, recuerdan con profunda vergüenza cómo se llegó a una situación tan dramática en la que un irresponsable recorte sistemático de sus presupuestos empezó a minar el mantenimiento de las máquinas de guerra hasta llegar a su total inoperatividad, pasando por la falta de entrenamiento de nuestros jóvenes pilotos al no contar con el presupuesto para tan necesaria especialización.

La formación castrense y la condición no deliberante de las Fuerzas Armadas no deben ser obstáculos o justificaciones para callar o dejar de investigar el verdadero destino del Fondo de Defensa creado apuradamente para tratar de subsanar las irresponsabilidades históricas de Alejandro Toledo en materia de Defensa. Sólo así podemos paliar el inmenso dolor de integrantes de la familia militar que una vez más lloran sus muertos por la irresponsabilidad política de algunos ineptos.
Juan Sebastián Verástegui
jverastegui@laprimeraperu.com
Fuente: www.laprimera.com.pe

No hay comentarios.: