lunes, febrero 26, 2007

Los Granos De La Esperanza Norteña

A continuación más información sobre el desarrollo social y económico que viene logrando Cayaltí a pesar de los obstáculos que surgen en el camino y que buscan el fracaso de una gestión auspiciosa.
==================================================
EL MILAGRO.
Para muchos agricultores, el agua que viene de la cuenca del río Zaña ha contribuido al desarrollo óptimo de los nuevos cultivos.
FIEBRE AGROEXPORTADORA
Las otrora abandonadas tierras de Cayaltí se han convertido en un auspicioso emporio agroexportador. Sus menestras tienen como destino Europa, Estados Unidos y Japón Antenor Rodríguez Izquierdo ha dejado en el recuerdo los difíciles momentos que vivió junto con los mil socios de la empresa Cayaltí, cuando se vieron obligados a desmantelar la fábrica azucarera y venderla como chatarra para obtener escasos recursos destinados a sus familias.
Transcurridas las épocas de las vacas flacas, y luego de cuatro años de crisis, don Antenor y el resto de los agricultores han empezado a ver la vida con mucho optimismo, gracias a que 1.800 de las 5.200 hectáreas que posee la otrora cooperativa, han empezado a producir los frutos de los que se benefician no solo los accionistas, sino también los trabajadores de Piura y La Libertad que han llegado a Chiclayo para cosechar menestras, caña de azúcar, algodón y maíz.
Como Antenor Rodríguez, los socios de Cayaltí se sienten orgullosos de contar con más de 500 hectáreas de frejol caupí, 175 hectáreas de maíz híbrido, 466 hectáreas de algodón pima hazera y 700 hectáreas de caña de azúcar. Durante diez años estas tierras permanecieron abandonadas y se convirtieron en lugares de pastoreo y potreros, donde se guardaban los famosos caballos de paso que hace muchos años se heredaron de la familia de apellido Aspíllaga. Lo verdaderamente sorprendente en esta zona del país es que casi ninguna persona se encuentra desocupada porque, por ejemplo, en este momento, todos se dedican a la cosecha de menestras, gracias a un contrato fiduciario suscrito entre los socios de Cayaltí y Cofide. Las 1.100 toneladas de frejol caupí obtenidas se exportarán a 39 países, entre ellos, Japón, Estados Unidos, Portugal, España y Países Bajos.
BUENOS INGRESOS
En este año, solo por concepto de menestras, tienen previsto recibir 1'595.000 soles que serán distribuidos entre los socios, quienes a diferencia de otras épocas en que permanecía impagos, ahora sí pueden gozar con regularidad de un sueldo que en promedio bordea los 650 soles. Similares montos recibirán por la venta de maíz, algodón y caña de azúcar, cuya producción está destinada a abastecer los mercados locales y nacionales.
El gerente de producción, Pedro Yesquén, calificó la experiencia agroexportadora como única en el país, especialmente en el tema de las menestras, pues -- dijo-- en otros lugares no se tiene sembríos más extensos como los que hay en Cayaltí. El funcionario recordó que los accionistas firmaron un contrato de diez años de duración con Cofide, lo cual significa que este tipo de cultivos para exportación se seguirá incrementando para beneficio de las familias de los trabajadores. Dentro de poco, los accionistas de Cayaltí, con asesoramiento de diversos especialistas, procederán a instalar un módulo de riego por goteo que servirá para irrigar 510 hectáreas de frutales y hortalizas que también serán exportadas a varios países.
Todo un ejemplo.
Émulos en Olmos y Chavimochic
Dados los excelentes resultados conseguidos en Cayaltí, la misma experiencia debería aplicarse en lo que será el proyecto hidroenergético y de irrigación de Olmos, destacó el ingeniero Ángel Valladolid, experto del programa Pro Menestras. "Lo que se plantea es que en las tierras de Olmos se siembre productos agroindustriales con fines de exportación para que suceda algo similar a Chavimochic, que ha convertido a La Libertad en una región pionera en colocaciones de espárragos, páprika, piquillo y frutales que se venden en los grandes mercados de Estados Unidos y Europa", aseguró el especialista. Del mismo modo, afirmó, se deben asegurar los mercados, como ocurre en Cayaltí, pues todo lo que se va a producir en las tierras de la azucarera ya se encuentra vendido, gracias a la intervención de conocidas empresas intermediarias que operan en Lima. Valladolid recordó que, cuando empezaron a sembrar menestras, a los socios de Cayaltí les invadió el pánico, porque por muchas décadas estuvieron acostumbrados al monocultivo. Ahora están felices.
Claves
-La fábrica de producción de azúcar en Cayaltí no funciona desde hace diez años. Recientes estudios revelan que ponerla en marcha podría costar más que comprar una nueva.
-Tal ha sido el avance en los cultivos agroindustriales que los socios de Cayaltí utilizan avionetas para erradicar las plagas en sus parcelas.
-Hasta el momento Cofide ha invertido cerca de diez millones de soles en reflotar la empresa que fue declarada en quiebra, debido a los deficientes manejos administrativos y permanentes conflictos entre sus directorios.
-El gobierno regional de Lambayeque, pese a la oposición de un grupo de socios, hizo las gestiones para que se iniciara la recuperación de la otrora cooperativa azucarera norteña, lo cual en tres años ha empezado a lograrse.

No hay comentarios.: