jueves, octubre 13, 2005

Un Artículo Interesante !!!

Sania, la phainomerida
Sania Mirza no es muy agraciada que digamos. No tiene los muslos insobornables de Anna Sharapova. Ni las nalgas rozagantes de la Kournikova. Ni el cuerpo espigado de la yugoslava Jelena Dokic. Ni las caderas resbaladizas de Elena Dementieva.
Pero a Sania no le molesta lucir sus piernas. Es una phainomerida típica. O sea, que enseña los muslos.
Ella es bajita (apenas mide 1.53). Tiene 19 años. De hombros anchos. Sonrisa fácil. Un aro le cuelga de la nariz. Figura entre las 40 mejores tenistas del mundo. Varias empresas la quieren como imagen para sus avisos publicitarios. Y ya es un ícono del deporte en su país, la India.
Sin embargo, Sania tiene un problema más serio que el de ser feíta. Es musulmana. Y, como comprenderán, ya salió un grupo de clérigos indios de esta religión, con halitosis inquisitorial, a dictar una fatwua (un decreto religioso) en la que le reclaman por sus pantaloncitos antiislámicos y sus minifaldas que ofenden al Corán.
Incluso, me he enterado que hay algunos que la quieren lapidar hasta la muerte por semejante provocación. Si fuese por ellos, Sania debería jugar vestida con una burka, me imagino que blanca para no desentonar con el tenis.
La historia de Sania me hizo recordar que hace siete años un par de congresistas del fujimorismo ramplón, de ésos que parecía que habían bautizado con agua usada, y luego el Ministerio Público, como una silenciosa tenia, quisieron prohibir las minifaldas en las oficinas del Estado, porque éstas, las minifaldas, provocaban conductas lujuriosas, indecentes, crapulosas, y no sé qué otras cosas más.
Y lo propusieron sin rubor, con el gesto de quien expulsa sus cálculos renales. Como lo han hecho los musulmanes en el caso de Sania, a quien nunca he visto jugar pero desde ya soy su hincha, su fan, su devoto admirador (y que me perdone Steffi Graf).
Porque su lucha es la de la libertad de todos. Porque, como le leí a Luis María Anson, cuando la tenista india salta sobre la pista se convierte, en ese instante, en el símbolo de la liberación de la mujer musulmana, y, por ello, hay que aplaudirla sin reservas.
Pedro Salinas
patentedecorso@terra.com.pe

8 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
My-Juno dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Iza Firewall dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.