miércoles, noviembre 07, 2007

Al César Lo Que Es Del César !!!

Sirva este pequeño espacio para hacerle llegar mí más sincera felicitación y agradecimiento al Congresista de La República, Sr. abogado, Yonhy Lescano Ancieta.
El Congresista Lescano, tiene un programa en RADIO SAN BORJA, llamado "Alto Al Abuso" y que recoge denuncias de los ciudadanos que ven afectados sus derechos. Dicho programa se transmite en el horario de martes de 3 a 4 de la tarde. Los emails de contacto son:

En las oportunidades en las que he recurrido al Sr Lescano, he obtenido su apoyo incondicional y la voluntad de servicio que debe ser el norte de todo funcionario o autoridad en el Perú.
Así tenemos que desde antes del año 2004 y a través de este blog vine denunciando el sobrecosto del Pasaporte, hasta envie una carta al al entonces Presidente de la Defensa del Consumidor y Organizaciones Reguladores de los Servicios Públicos del Congreso de la República ( creo que se llamaba Pedro Morales ), les incluí copias de los estudios de Indecopi y las leyes que se vulneraban. Este tipejo, Morales; me respondió que ya estaban evaluando eso para subsanarlo...... pasaron los años y nunca se hizó nada, hasta le escribí al al defensor del Pueblo. Cansado de tanto abuso le escribí al Congresista Lescano, y me informó que el proyecto ya estaba presentado y se estaba luchando para lograr el dictamen. Finalmente este cobro indebido se derogó:

Período: Periodo de Gobierno 2006- 2011.
Legislatura: Primera Legislatura Ordinaria 2006
Número: 00133/2006-CR
Fecha Presentación: 06/09/2006
Proponente: Congreso
Grupo Parlamentario: Multipartidario
Título: PASAPORTE:
DEROGAR L.27103/ELIMINAR SOBRECOSTOS POR EXPEDIC. DEL PASAPORTE
Sumilla: Propone derogar Ley Nº 27103, referente a eliminar sobrecostos por la expedición y revalidación del pasaporte.
Autores(*):
Lescano Ancieta Yonhy, Ordóñez Salazar Juvenal Ubaldo, Perry Cruz Juan David, Santos Carpio Pedro Julián Bautista, Herrera Pumayauli Julio Roberto, Sasieta Morales Antonina Rosario, Venegas Mello Rosa María , Serna Guzmán Isaac Fredy, Uribe Medina Cenaida Cebastiana, Peña Angulo Mario Fernando, Lazo Ríos de Hornung Alda Mirta.
Pueden leer el proyecto en este Enlace.
Los costos bajaron de cerca de 60.00 dolares a 15 dolares y 28.64 Nuevos soles por trámite , sin embargo aun seguían siendo arbitrarios. Hoy día aparece una noticia que confirma lo señalado, y esperamos que por el bien de muchos peruanos que necesitan este importante documento, se defina de una vez por todas el costo real.

La ley es clara al respecto: "Que el monto de los derechos de tramitación deben ser equivalentes al costo que genera su ejecución para la entidad, en la tramitación de cada uno de los procedimientos o debe corresponder al costo real de producción de documentos que expida la entidad."

Pasamos el aviso al Congresista Lescano, para su conocimiento y apoyo.

==================================

Indecopi declara ilegal cobros por tramitación de pasaporte.
Fuente: La Primera

Organismo determinó que deben ser menores los pagos de US$ 15 por expedición de pasaporte y de S/. 28.64 por derechos de trámite.

Rebaja está en manos de Dirección de Migraciones.
El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) determinó que los cobros que realiza la Dirección General de Migraciones y Naturalización del Ministerio del Interior por tramitar pasaportes no se ajustan a ley.
Dichos cobros son de US$ 15 por expedición de pasaporte y de S/. 28.64 por derechos de trámite, tanto para la expedición como para la revalidación, es decir cuando el documento caduca y se solicita uno nuevo.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Comisión de Acceso al Mercado de este organismo, ambos cobros contravienen lo dispuesto por la Ley de Procedimientos Administrativos General y la Ley que Reduce el Sobrecosto del Pasaporte.
En el caso de los US$ 15 se determinó que este monto fue fijado por el Ministerio de Economía y Finanzas, en base a una ley derogada. El monto debió ser fijado por el Ministerio del Interior de acuerdo al gasto real que conlleva el trámite. Por ello, este cobro debe ser anulado.

En cuanto a los S/. 28.64 que se exigen por derechos de trámite, tanto para la expedición como para la revalidación del pasaporte, el Ministerio del Interior tampoco acreditó que correspondan al gasto real.
La Comisión de Acceso al Mercado determinó que el derecho de trámite sí debe mantenerse, pero precisó que el monto debe ser menor, pues de acuerdo a la información presentada por el Ministerio del Interior el gasto en el que incurre sería inferior al importe que viene solicitando a los ciudadanos.
Como se sabe, la norma que reduce el sobrecosto de este documento establece que el cobro por concepto de expedición y revalidación debe sujetarse únicamente al gasto real y efectivo en que incurre la entidad por el servicio prestado en la tramitación.
Asimismo, derogó la ley que creó el impuesto de solidaridad a favor de la niñez desamparada porque incrementaba el costo del pasaporte.
Esta decisión se encuentra dentro del plazo de apelación ante la Sala de Defensa de la Competencia del Tribunal del Indecopi.

2 comentarios:

Juan dijo...

Por César Hildebrandt

Retoño de patriarca

El presidente brasileño Luis Ignacio Lula da Silva ha dicho que la reelección ad infinítum de Hugo Chávez es algo legal y soberano: un asunto, en suma, de venezolanos.

Sí, claro, es un asunto de venezolanos. Pero venezolanos son también los que no quieren a Hugo Chávez y a éstos se les reduce cada día más el espacio para respirar, organizarse y ejercer el derecho de cualquier oposición.

A mí me resulta grotesco leer que Chávez es socialista. ¿Qué socialismo es ese, untado en petróleo regalón, que crea adictos al subsidio y fans con polos rojos en vez de adeptos? ¿Hasta dónde tiene que llegar el culto a la personalidad para que los sectores progresistas de América Latina digan basta? ¿Qué socialismo del siglo XXI es este que quiere socializarlo todo excepto el poder, cada día más concentrado en la humanidad de Hugo Chávez?

Se puede ganar elecciones convirtiendo la Presidencia en un club de madres y dándole a millones de venezolanos 160 dólares por mes como una dádiva personal –dinero sacado del precio del crudo, hoy próximo a los cien dólares por barril–. Se puede ganar elecciones intimidando a gobernadores desafectos –quedan ya sólo dos– y ordenando el despido de los sindicalistas de PDVSA que firmaron los planillones de firmas para el reciente referéndum (más de tres millones de firmas). Pero eso lo hacían también las satrapías africanas, el señor Trujillo –cuyo mejor retrato no está en “La fiesta del Chivo” sino en “Galíndez” de Manuel Vásquez Montalbán– y, sobre todo, el señor Porfirio Díaz en el México petrificado de comienzos del siglo XX (que contra la reelección permanente, precisamente, México se sumergió en la guerra civil).

Ganar elecciones desde el poder abusivo no es socialismo. Socialismo es construir justicia social dentro de un régimen lo más impersonal que sea posible. Salvador Allende fue socialista. Allende murió como un héroe sin parecerse jamás a sus enemigos, que de eso se trata la lucha política al fin y al cabo. Chávez se yergue sobre la fosa común de adecos y copeianos pero usa los mismos métodos de los Pérez y los Caldera –sólo que con más éxito y muy pocos escrúpulos–.

No todo lo que está en contra de los Estados Unidos tiene que ser maravilloso. Los talibanes, por ejemplo. Los B-52 humanos de Al Qaeda, por citar otro. Los jemeres rojos, para abundar. El coronel Gadafi, para aburrir.

Bush es un terrorista global y Estados Unidos un país secuestrado por una mafia de Las Vegas, con Cheeney a la cabeza y la señorita Rice haciendo maromas en el tubo. Pero eso no quiere decir que los venezolanos deban tolerar el patriarcado vitalicio de un caudillo que se cree Bolívar. Y si las izquierdas se callan en idioma original y varias traducciones es porque, como casi siempre, son movimientos de la negación y no de la afirmación, de la contra y no del pro, del anti puro y duro resignado a carecer de cualquier asomo de utopía. Y como a caballo regalado no se le mira el diente y, además, el animal que ha traído el destino viene con alforjas llenas, pues, entonces, a hacer hurras por Chávez –a ver, entre otras cosas, si caen unos cuantos bolívares de las sobras–.

No hay democracia posible sin una clase media mayoritaria. Chávez, según las propias cifras oficiales, ha empujado al aumento de la pobreza y la extrema pobreza: menos clase media que combatir. Esos dos millones de nuevos pobres, producto del cierre de 7,000 empresas y la fuga de capitales, han sido, de inmediato, clientelizados por el chavismo. Y el chavismo los ha fidelizado, en el sentido marquetero del término, llenándolos de caridad gubernativa.

A mí el señor Bush me produce arcadas. Y su servidumbre latinoamericana es de circo de tres pistas. Pero de allí a tragarme el sapo del Chávez profeta y del Chávez anfictiónico, hay una zancada más larga que los guiones de “Aló presidente”.

Chávez, además, no sabe quién fue Bolívar y profana su memoria declarándose heredero de tamaño personaje. Bolívar fue el hombre que, después de las hazañas de Junín y Ayacucho, se dirigió con estas palabras al Congreso del Perú reunido en pleno el 10 de febrero de 1825: “Legisladores: Hoy es el día del Perú, porque hoy no tiene un dictador… Nada me queda que hacer en esta república… Yo soy un extranjero: he venido a auxiliar como guerrero y no a mandar como político…”

Y Bolívar fue el que casi a gritos dijo, en 1814, ante la asamblea popular de Caracas reunida en la iglesia de San Francisco: “Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos. Vosotros me tituláis libertador de la república; yo nunca seré el opresor… Confieso que ansío impacientemente por el momento de renunciar á la autoridad. Entonces espero que me eximiréis de todo, excepto de combatir por vosotros…”

¿Cómo puede un personaje así haberse reencarnado en Hugo Chávez? ¿Qué puede vincular al Bolívar de Montesquieu con el Chávez de Fidel Castro?

El socialismo raptado por la vulgaridad y el crimen se llama estalinismo. Y Chávez marcha raudo hacia la ruta que la estupidez norteamericana demandó a Castro que tomara. Sólo que ahora no hay campo socialista. Y habría que refundarlo todo otra vez.

Pedro Armando Rosario Ubarnes dijo...

Coincido completamente con lo que dices. Lescano es un verdadero señor. Uno de los pocos congresistas que no roba y que trabaja por quienes lo eligieron.