lunes, noviembre 19, 2007

¿España reclama el oro de Perú?


Un artículo muy interesante y que debe poner sobre el tapete, la posibilidad de que nuestro país exiga lo que por derecho le puede corresponder.
=======================================
"Ese barco tiene bandera española y Perú en aquella época pertenecía a España".
Así de contundente se mostró el ministro de Cultura de España, César Antonio Molina, cuando le preguntaron si Perú tendría derecho a reclamar parte del botín que contenía el galeón hundido supuestamente en suelo subacuático español, que fue hallado por un barco "cazatesoros" estadounidense.
Se trata de un botín de varias toneladas de monedas de oro y plata de la época colonial valorado en US$500 millones que encontró la empresa estadounidense Odyssey Explorer el pasado mes de mayo y que se llevó a su país en un avión que salió de Gibraltar.

Desde entonces hay un contencioso jurídico en el que Madrid acusa a la empresa estadounidense de haber expoliado un tesoro que pertenece a España, puesto que según el gobierno tanto el barco como las aguas donde estaba hundido son españoles.

Sin embargo, algunas investigaciones realizadas indican que el galeón hundido podría contener en su bodega moneda acuñada con oro de Perú cuando este país estaba bajo dominio español.
Por eso, al ministro se le preguntó si Perú tendría derecho a reclamar el tesoro en caso de demostrarse que el oro proviene de ese país.
"Problema europeo"
Las declaraciones del ministro español tuvieron lugar en Bruselas durante una reunión de los ministros europeos de Cultura.
En esa reunión, Molina pidió a la UE que considere ese problema como europeo y que tome medidas policiales y jurídicas para que los países no sean víctimas de expolios del patrimonio cultural de este tipo.
"Hemos advertido a nuestros socios del peligro que corremos todos ante compañías como Odyssey, dedicada exclusivamente al expolio de nuestro patrimonio cultural, que es la mejor forma de conservar nuestra memoria histórica", explicó.
Una de esas medidas podría ser la creación de una "lista roja" que clasifique los tesoros nacionales y que dificulte su comercio ilícito.
Pide Odyssey
El ministro español también rechazó los reclamos que la empresa estadounidense presentó ante un tribunal de EE.UU.
Entre las demandas de la compañía figura una indemnización de más de US$7 millones "por los daños y perjuicios" que le habría causado la orden judicial de búsqueda y captura contra sus buques dictada por una jueza española.
"España rechaza abiertamente dicha petición, que entra en abierta contradicción con los principios generales del derecho, según los cuales una autoridad judicial extranjera no puede juzgar ni entrar a valorar las resoluciones adoptadas por los tribunales de otro estado soberano".
Además, afirmó el ministro, "Odyssey no ha dicho qué galeón era, de qué bandera, en qué aguas estaba, cuándo lo sacó".
"¿Por qué no dice todo eso?", se preguntó el ministro.
Y recordó que la legislación española prohíbe la explotación comercial de ese patrimonio.
Por ahora, aún se mantiene en el aire una pregunta que debe ser respondida por todas las partes: ¿tiene derecho Perú a reclamar una participación de los tesoros náufragos si éstos provenían de sus minas?
Jordi Miró
Bruselas, Bélgica
Fuente: BBC

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un articulo mas que interesante, ante el cual mas de un incomodo español te gritara: PORQUE NO TE CALLAS!!, sacara al rey de su sarcofago (Que es un rey? Tiene derecho a opinar mas alla de sus fronteras?) el cual mediante un besamamos comprara una o dos conciencias en nuestro Peru para que solo ellos puedan terminar con el saqueo iniciado cientos de años atras.
No estamos seguros que el oro sea extraido en el Peru, pero de serlo la mala noticia es que se necesitan huevos para recuperarlo. Y no los tenemos.

Ewing Jesús dijo...

Bueno hasta ahora no existen indicios de que frente a una petición peruana, se pongan reparos. Definitivamente se generará un debate con argumentos históricos, técnicos. Pero lo importante como Ud. bien lo señala es la falta de huevos, para iniciar el reclamo.