viernes, junio 08, 2007

Indemizacion A la Persona No Al Estado !

Una pregunta que siempre ronda es la sgte: ¿Porque cuando una empresa comete un abuso contra un ciudadano la multa que se le aplica va a las arcas del Estado, y no sirven para indemizar al afectado?!! No sería más justo que la multa se destine como un pago al ciudadano por haber sido víctima de un atropello ( físico, económico o moral ), más alla de las otras sanciones monetarias que deba imponer para aliviar cualquier gasto realizado por el afectado. Digo esto a raíz del caso de la Discoteca Mamá Batata, que reproduzco más adelante.
Es claro que aqui el afectado es el individuo y no el Estado por lo tanto cualquier multa que se aplique debe ser si no en su totalidad al menos en un 70% para el afectado. Un caso así en EEUU y estoy seguro que la indemización estaría en manos del agraviado. A ver si el Congresista, Señor Yonhy Lescano o alguna mente brillante ( de las pocas que hay en el Congreso ); se pone las pilas se empapa del sistema Norteamericano para la solución de conflictos entre Empresas y Ciudadanos, y gestione un proyecto que remedie la situación actual y no sea el Estado el que se beneficie cuando ocurran hechos como los ocurridos y sobre todo que la celeridad sea un elemento vital para la solución de estas situaciones ( más de un año para dictar una resolución ).
------------------------------------------------------------------------

Indecopi sanciona con 69 mil soles a discoteca Mama Batata por discriminación


Se hizo justicia. Discoteca pub Mamá Batata pagara un total de 69 mil soles por discriminación. (Foto: M. Mejia)
(20:46 hrs) Indecopi sancionó con un total de 69 mil soles (20 Unidades Impositivas Tributarias) a la discoteca pub Mamá Batata, en el distrito de Miraflores, por incurrir en prácticas de discriminación contra personas de rasgos étnicos.
Según informó la institución, en dicha discoteca se negó el ingreso del señor Augusto Barrón Vélis, a quien en abril del 2006 no sólo se le impidió ingresar al local sino que fue golpeado por el personal de seguridad.

De acuerdo con la denuncia, el personal de seguridad no explicó a Barrón por qué otras personas ingresaban y él no, luego de lo cual lo agredieron verbal y físicamente, con un golpe de puño en el lado izquierdo del rostro, así como varios golpes en distintas zonas del cuerpo.
Como consecuencia de las agresiones sufridas, Barrón Velis acudió a Emergencia de la Clínica Ricardo Palma, donde se le diagnosticó traumatismo encéfalo craneano.

En su defensa, Mama Batata manifestó que el denunciante se encontraba en total estado de ebriedad y de manera prepotente quiso ingresar al local sin ningún tipo de consideración ni respeto por las personas que se encontraban en la cola, ni por los miembros de seguridad que estaban custodiando la tranquilidad del local.

Sin embargo, para la Comisión de Protección al Consumidor Indecopi, Mama Batata incurrió en prácticas discriminatorias o trato diferenciado, al realizar una política de selección de clientela para el ingreso al referido establecimiento, sin que medien razones de seguridad o tranquilidad de sus clientes u otras razones objetivas que justifiquen dicho accionar.
Indecopi ordenó también a la discoteca reembolsar a Barrón Velis los gastos de atención médica que efectuó en la clínica donde fue atendido.

De acuerdo con la Comisión de Protección al Consumidor del Indecopi, la denuncia se encuentra en proceso de apelación, tras haber sido resueltas en primera instancia el 30 de mayo pasado, por lo que la referida multa a este local aún no se hace efectiva.
viernes, 08 de junio de 2007

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿POR QUÉ PREGUNTA USTED? NO SEAMOS INGENUOS. LA RESPUESTA ES FÁCIL. PORQUE ESTE ES UN PAÍS DE LADRONES. EL QUE NO ES LADRÓN SE SIENTE MAL EN ESTE PAÍS, COMO USTED Y COMO YO, Y EL LADRÓN BUSCA LA POSICIÓN MÁS ADECUADA PARA ROBAR, DELINQUIR COMO CUALQUIER LADRÓN O METERSE A LA POLÍTICA Y ROBAR PROTEGIDO POR EL PODER. EL INTERÉS COMÚN ES ALGO QUE NO EXISTE EN LA MENTE DE LOS LADRONES.AL LADRÓN SÓLO VELA POR SU PROPIO INTERÉS.