lunes, febrero 19, 2007

Cayalti: El Resurgimiento de Una Tierra Noble.

Cayalti es una ex-cooperativa Agraria ubicada en el Norte Peruano. Se convirtió en Cooperativa el 24 de junio de 1970, como ya se ha demostrado muchas veces, el grave error de la Reforma Agraria fue entregar la propiedad de las ex-haciendas a una masa laboral que jamás estuvo preparada para enfrentar los retos de una gestión empresarial eficiente. Con los años el colapso económico producto de la deficiente administración, desamparo por parte los diversos gobiernos ( El Apra siempre encontró en estas empresas, bolsones de votos, electorado ciego y sin capacidad de criterio ).
Las luchas internas por las cuotas de poder, contribuyeron a aumentar el descalabro de la empresa, llegando a producir la migración de muchos jovenes, que veían con desesperanza como las oportunidades se volvían escasas. Cuando nadie apostaba por el resurgimiento de Cayaltí, hubo alguien que si confió en los deseos de superación de la gente y a pesar de los obstáculos, de la oposición de demagogos como José Velásquez Quesquen ( un aprista que uso la esperanza de la gente para captar votos, en su loca carrera por llegar al congrezoo de la República ).
A continuación tomo datos externos para el detalle de la Historia del Fideicomiso Cayalti.
=========================================================
En el año 2003, la Empresa Agroindustrial Cayaltí se encontraba en la mayor crisis de su historia. El pasivo ascendía a US$ 60 millones, los campos estaban en total abandono, el ingenio paralizado por casi 7 años y se había perdido casi toda la maquinaria. La empresa tenía cerca de 400 juicios que no eran atendidos y estaba próxima a ser liquidada. Esto era, en gran medida, resultado de continuas gestiones ineficientes y corruptas que depredaron los activos para beneficio de sus respectivas facciones. En este contexto, el clima social era convulsionado y la violencia era frecuente en un ámbito donde la pobreza y el desempleo alcanzaban su punto más álgido.
El contrato de Fideicomiso de Gestión de los activos y pasivos se firma el 24 de abril del 2003, entre COFIDE y el Gobierno Regional de Lambayeque, como representante de los accionistas. COFIDE apareció en escena ante el requerimiento del Gobierno Regional, al cual había acudido un grupo mayoritario de accionistas dada la insoportable situación que vivía su empresa.
El Fideicomiso constituido (Fiducia) estableció un plan de trabajo a largo plazo que contemplaba, en primera instancia, la reestructuración la deuda que se sostenía con el Estado, bancos y con los propios accionistas. Esto se logró mediante la capitalización de la deuda con el Estado (US$ 22 MM) y con los trabajadores (US$ 30 MM) a través de convenios conciliatorios. Asimismo se refinanció la deuda con los bancos y los proveedores (US$ 9 MM).

El siguiente paso consistió en la generación de trabajo incorporando los campos abandonados. Para esto se implementó un plan de emergencia, bajo el cual se sembraron 300 has. de caña de azúcar y se ocupó a los trabajadores por turnos. Asimismo, el plan productivo requirió de una intensa campaña con el sistema bancario para gestionar financiamientos a largo plazo.
Tres años después, la situación se ha revertido. Hoy se cuentan con 2,500 has. operativas, con una producción diversa y con estándares de calidad que apuntan al mercado exterior. Para ello se ha renovado la maquinaria y se ha tecnologizado la producción y las oficinas. Lo más importante es que los trabajadores laboran nuevamente a tiempo completo, con todos los beneficios que ordena la ley y pueden acceder a créditos que ofrece el sistema bancario.

Esto se ha logrado implantando un modelo de gestión moderno, con una visión de negocios y objetivos claros a largo plazo, con un manejo adecuado del riesgo y estrategias bien definidas que abarcan los aspectos administrativos, productivos, financieros y sociales. Se han establecido líneas claras de mando y políticas de eficiencia y calidad, pero teniendo en cuenta el bienestar del trabajador, a quien se le mantiene constantemente informado del curso de las acciones de la administración y con el que se dialoga permanentemente.
En los próximos blogs seguiremos tratando aspectos del despegue de Cayalti, de los obstáculos que algunos demagogos siguen poniendo para propiciar la caida de la empresa y por consiguiente "tumbarse" politicamente al gestor de este proceso.

No hay comentarios.: