domingo, julio 10, 2005

Los suecos de Palacio. !!

En el gobierno quieren salvarse y ocultar el papel clave del Presidente al beneficiar a la corrupción.
Es creciente la indignación por las consecuencias que ya se han producido, y por las que se concretarán en breve, gracias a la homologación del arresto domiciliario con la prisión efectiva, incluida la posterior derogatoria que, como era obvio, no iba a impedir que se beneficie a quienes estaba previsto.
Pero la indignación es mayor cuando se presta atención a los comentarios de algunos integrantes del gobierno que pretenden sumarse, como si con ellos no fuera la cosa, a la crítica.
El canciller Manuel Rodríguez Cuadros ha comentado que esta ley "avala a la impunidad y afecta mucho la imagen internacional del Perú, pues debilita el compromiso de la lucha contra la corrupción". El ministro de Trabajo, Juan Sheput, dice que esta ha sido "la semana de la vergüenza de la transición" y agrega que "los operadores políticos de la mafia han demostrado que pueden generar resoluciones que les convengan a su actuación".
El titular de Justicia señala que los asesores del Presidente no lo asesoraron bien para que observara la ley, mientras el consejero presidencial Juan de la Puente explica que "es lamentable y penoso que las fuerzas anticorrupción en el Congreso, el Ejecutivo y el Poder Judicial, hayan sido derrotadas en su conjunto". Hasta la primera dama Eliane Karp se hace la sueca cuando dice "espero que no peligre la lucha contra la corrupción (.) hay que tener mucho cuidado con las leyes que se promulgan".
Lo increíble es la pose de simple observador que todos ellos asumen, así como el hecho de que su indignación no se dirija a quien debería dirigirse, pues lo obvio es que el presidente Alejandro Toledo es el artífice de este ataque artero a la democracia y a la lucha contra la corrupción. Él pudo, con toda la información oportuna que tuvo en sus manos, detener la ley y no quiso hacerlo.
¿Quiénes se creen estos personajes? ¿Observadores independientes? ¿Fingen demencia? ¿No le pueden preguntar al Presidente -a quien tienen tan cerca- por qué quiso beneficiar a la corrupción? ¿Quién es el operador de la mafia? ¿Pueden seguir trabajando con él después de esto?.
Augusto Alvarez Rodrich

No hay comentarios.: