jueves, junio 09, 2005

¡Ya llegan! ¡Ya llegan!

Un excelente artìculo de Don ANDRÉS BEDOYA UGARTECHE
========================================
Tengo entendido que el “avión parrandero” todavía se va a tomar el resto del mes y algo de julio para retornar con su preciosísima carga. No veo la hora de ir al aeropuerto para recibirlos con los vítores que se merecen. Como diría mi tío Recaredo –a quien “le supuraba su oidito”–, “los extraño a morir”. Sólo Rubén Darío puede describir ese maravilloso advenimiento al Jorge Chávez: ¡Ya viene el pendejo! ¡Ya viene el pendejo! Ya se oyen todas sus lisuras. El lorcho se anuncia con ajo y cebollas. Y viene, con tufo a cañazo, el cortejo de los borrachines. ¡Es decir! A ese avión lo van a tener que orear por lo menos tres meses para quitarle el hedor al hacinamiento peruposibilista, a pedo, a tufo y a la fetidez almizclada de sexo reciente. Los broncos eructos anuncian el advenimiento triunfal del descaro. Los conchudos llegan ¡llegó la ignominia! Y encima la “dama” –para variar– nos mete en un lío diplomático con los palestinos, olvidando que es la conviviente del Lorcho –Lady o no Lady– y comportándose como una judía energúmena cualquiera. No hay nada que hacer. La clase no se aprende, se hereda. De raza le viene al galgo. Aunque la mona se vista de seda... Hay cosas con las que los peruanos tendremos que convivir por siempre (por lo menos mientras el Perú exista). Y ya que estamos en plan de citas literarias, ¿por qué no pedirle a don Manuel González Prada que nos describa –otra vez– a la clase política aerojaranista? “...desfilando entre ruinas y sangre, como la grotesca mascarada de un carnaval siniestro”. “...Gentes maleables, a medio civilizar y hasta analfabetas, sin la más leve inclinación a lo bello ni a lo justo, con el sólo instinto de husmear por qué lado vienen los honores y el dinero...”. “¡Oh purgones y sangredos de la política! ¡Oh charlatanes y confeccionadores de miríficas drogas..!”. ¿Han cambiado las cosas desde 1910, la era de González Prada? ¡Claro que sí! Ahora estamos mucho peor y el barómetro sigue bajando. Así pues, hay que averiguar el día exacto de la llegada de los virtuosos políticos y sumarnos a la “portátil” de esa dignísima dama llamada Doris Sánchez (estoy bromeando, por cierto). Hasta más vernos
ANDRÉS BEDOYA UGARTECHE
abedoyau36@yahoo.com

No hay comentarios.: