miércoles, junio 08, 2005

El Aprismo y sus Secuaces ! - Carnaval de intereses

Sobre la necesaria reforma del CNM.
Un periodista que respete su oficio -y al lector- debe tratar de mantener una distancia con los hechos sobre los que informa u opina, sin convertirse en actor de los mismos. Cuando ello ocurre, pierde la perspectiva necesaria en esta actividad.
Por ello, a propósito de los agravios vertidos contra mi persona por Jorge Lozada Stanbury -el presidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM)-, prefiero decir, como Groucho Marx, que jamás olvido un rostro, pero en su caso haré una excepción.
Iré, por tanto, al tema de fondo: el papel de un organismo tan relevante como el CNM para el funcionamiento del marco institucional del país y el desempeño específico de sus directivos.
En cualquier país con un mínimo de decencia institucional, un funcionario de la jerarquía del presidente del CNM ya habría renunciado al divulgarse el audio en el que se escucha la descripción que él mismo hace sobre cómo desempeña su puesto.
Lamentablemente, el Perú no es un país de esas características, lo cual permite que Lozada siga al mando del CNM luego de haber destacado su vinculación partidaria, la aceptación de recomendaciones para los nombramientos y los criterios para aplicar el control disciplinario.
El que gente como esa se encargue de designar, ratificar y destituir a todos los jueces y fiscales del país, es uno de los factores que explica el drama del sistema judicial peruano.
El problema del CNM, sin embargo, es mucho más grave que la inconducta de su presidente, pues la raíz de su actuación politizada -en el sentido de estar al servicio de intereses políticos específicos-, lo cual se demostró grotescamente en el caso de la ONPE, es el mecanismo diseñado para la designación de los consejeros que la conducen.
Este sistema consiste en un carnaval de intereses donde la mejora de la justicia es solo un pretexto para el logro de objetivos subalternos, personales y partidarios.
Por ello, se requiere una reforma radical del sistema de elección de los consejeros del CNM, con el fin de asegurar que esta no sea una institución mediocre y corrupta.
Por:
Augusto Alvarez Rodrich

1 comentario:

Anónimo dijo...

los secuases como tu y rodrich empleados de cocina de los escatofilos Miroquesada, esta bien descubrir la verdad pero no ser escatofilo de ella porque si ella se prostituye. la verdad no es odio y dime cual es tu fuente de blancura espiritual y crisol de verdad El Comercio?