martes, mayo 03, 2005

126 años después... ¡qué garante ni garante!

¡¿Qué garante de paz entre Perú y Chile puede ser los Estados Unidos cuando Condoleezza Rice, secretaria de Estado norteamericano, viaja a Chile para forzar la dimisión del señor Luis Ernesto Derbez, candidato idóneo mexicano para presidir esta importante organización hemisférica, y conminar a sus títeres burocráticos a que el canciller chileno, que vendió armas a Ecuador, siendo garante de paz con ese país durante la guerra del Cenepa, el “Sr.” José Miguel Insulza, termine siendo “por proclamación” el presidente de la OEA. Así premia Estados Unidos a un falso garante de la paz con Ecuador. Esto mientras EE UU vende 16 aviones F16 a Chile para que pueda atacar el Perú si así lo dispone el imperio. Es evidente la conspiración militar para destruir el Perú. Por ejemplo: Lan Chile (empresa dependiente de American Airlines) con engaños “toma” el espacio aéreo peruano y pone a prueba su sentimiento de peruanidad con un video denigrante. Truco sicosocial militar que logró que despertemos del engaño que nuestra clase política avala. El presidente Toledo y todo el Ejecutivo, mafioso y corrupto hasta el tuétano, conspira con García Pérez (ver papelitos perdidos de Ferrero) para la destrucción total del país bajo la dirección del traidor Montesinos, que vendió armas a un país vecino, con consentimiento de Estados Unidos, para que las FARC pueda ser un contrincante digno del Plan patriota norteamericano. Este plan se extiende al Perú al impedir que la hoja de coca pueda ser vendida como tal al mundo entero cuando EE UU se olvida de su historia donde se liberó de Inglaterra para defender la hoja de tabaco que producían y exportaban, contrariando al imperio británico que quería que se consumiera té (ver: Boston te party). Vemos a las Fuerzas Armadas peruanas desmoralizadas por un agente de la CIA que vive en la Base Naval del Callao que maneja los dineros del narcotráfico corrompiendo a las FF AA peruanas, a la justicia nacional (ver caso de Eliane), comprando al Ejecutivo (ver caso de firmas falsas) y al Legislativo (ver impasse para dar recursos a las FF AA) al punto que la defensa nacional ya no tiene ni aviones que puedan volar sin riesgo de que se caigan por sí solos.Es patética la condición del Estado peruano. Se requiere que el Perú reaccione y al estilo ecuatoriano. Digo esto pues la falta de respuesta de nuestro pueblo, ya hambreado y hecho ignorante, tendrá que comerse la porquería con que lo quieren seguir alimentando. Será necesario retirar al embajador peruano en Washington, terminar este tratado de comercio –que de libre no tiene nada– y pedir al embajador norteamericano que se vaya a su casa con Montesinos en el mismo avión. Si no hacemos eso habrá una guerra que será violenta y “virtual”, pues los medios de comunicación en Norteamérica han lavado la cabeza a la población civil (que es considerada un daño colateral) para que acepte que todo lo que hacen los militares está bendito por las fuerzas religiosas que avalan cruzadas para conseguir petróleo y mantener el sistema presidencialista norteamericano que hace al presidente Bush un rey (por herencia y aprobación divina). Esto mientras las corporaciones que le roban al Estado norteamericano van a producir sus insumos a la China dejando desempleada a su propia gente.
Jaime Durand Palacios

No hay comentarios.: