lunes, abril 25, 2005

La hermana de Alf

Pedrito Salinas y una de sus excelentes notas.
====================================================
Lo sospechaba. Una nueva hipótesis científica considera posible la presencia de vida extraterrestre en la Tierra. La teoría de la panspermia, así se llama, significa “semillas en todas partes”, ha sido elucubrada por dos investigadores australianos.
Paul Davies y Charles Lineweaver, y considera que el bombardeo del planeta por meteoritos marcianos desde hace miles de años podría haber iniciado una serie de experimentos biológicos dando lugar a otras formas de vida alienígena, aunque surgida acá. Es más, el reciente descubrimiento de que más del 95% del genoma humano está constituido de ADN inútil, sin función conocida, alimenta dicha tesis. Ello quiere decir que, de alguna forma, algunos de nosotros podríamos ser extraterrestres. Como E.T., el de Spielberg. Como Alf, ese peluche que llegó de una estrella lejana. Como Mork, que tomaba agua con el dedo y tenía la cara de Robin Williams. Como los reptiles nazis de V. Como Mi marciano favorito. Como los macrocefálicos de ojos saltones de Taken, inspirados en los que cayeron en Roswell, en el desierto de Arizona.
Como los que aparecían en X Files, y eran descubiertos siempre por los eficientes Mulder y la ricotona de Scully. Como Los invasores, quienes fueron vistos por David Vincent, un día que, agotado por el estrés, se perdió en la carretera. Como Chewbaca, el wookiee. Como Mr. Spock, quien era de Vulcano. Como Eliane. No se justifica de otra manera la personalidad que tiene la primera dama. No es que sea una bruja o una estúpida, como ella misma ha aclarado. O que sea políticamente inimputable, como ha interpretado el director de este diario. No. La respuesta tiene que ver con los meteoritos marcianos. Eliane no es de este mundo. Ello explicaría que la Karp sea una primera dama única, como de otra galaxia. Que quiere ser consorte y co-partícipe. Que está detrás del trono, y a la vez quiere sentarse en él. Que no quiere ser discreta (¿acaso Alf lo era? ¿El mismo Alf no era también medio pelirrojón?). Que se rehúsa a ocupar un papel ceremonial. Que sólo se mira en espejos que la reflejan linda y graciosa.
Que está desconectada de la realidad, porque, claro, no entiende nuestra esfera celeste. Que suele ser malinterpretada, y por ello necesita de un traductor, como Ferrero, quien también entiende a los extraterrestres porque se sospecha que es uno de los que persiguen los men in black. Que tiene el rarísimo don de hacer que todo el mundo hable de ella, como nunca ha ocurrido con otra primera dama. Que lee Mecánica Popular en lugar de Hola. Que maneja la técnica de vestirse como uno de los enemigos del Enterprise. Ahora no quedan dudas. Como dijo hace poco el astrofísico Stephen Hawking, dedicado a desentrañar el origen del universo: “los cerebros de las mujeres me parecen especialmente misteriosos”. Y el de Eliane, la hermana mayor de Alf, doblemente misterioso, añadiría yo.
Pedro Salinas
patentedecorso@terra.com.pe

No hay comentarios.: