jueves, marzo 10, 2005

¡¿Horror? ¿Escándalo?

¿Todavía podemos horrorizarnos los peruanos? ¿O escandalizarnos? ¿Tienen nuestros políticos el poder para producirnos tales percepciones o sentimientos?No sé cómo será con ustedes, amigos lectores, pero yo ya superé esa etapa y he ingresado, no sé si a la resignación o al cinismo. En todo caso y por lo general, todos los actos diz que gubernativos, tanto del Gran Pozo Séptico cuanto del Albañal Ejecutivo, sólo me causan risa (afortunadamente), de lo contrario tendría que llorar... y yo –por el Perú o por los peruanos– ya no lloro.Sé de algunos burócratas, “funcionarios” y coliformes fecales (esos que infestaron el Congreso de la República y lo convirtieron en el actual Gran Pozo Séptico) que desean golpearme porque –según ellos– estoy “generalizando”. Falso. Simplemente aplico las leyes de la química: si a un barril lleno de agua destilada le metes una cucharada de excremento... todo el barril se vuelve caca. Las moléculas H2O ya dejan de ser potables. Igual ocurre con los poquisísisisisisimos congresistas honestos que quizá queden en la Plaza Bolívar. ¿Qué mierda hacen allí? ¿Alguien se ha escandalizado porque las sabandijas y alimañas de ya saben dónde han vuelto a sus 16 sueldos? ¿Habrá, por ventura, algún peruano que les haya creído cuando dijeron que lo hacían “por los más pobres”? ¿Podrá alguien tomar en serio a ese hobbit llamado Rosa Yanarico? ¿O no carcajearse cuando ese metrosexual del Parlamento, el Jenry Pis, nos quiere endilgar el cuento ese de que “engañaron a los congresistas? ¿Estafaron a los estafadores? ¿Le robaron los huevos al águila? ¿Alguien burló a los depredadores? ¡Por favor!¿Y qué me dicen de la Iglesia Católica y sus representantes los bambarenes, los irízares, los garateas “exigiendo” austeridad a los parlamentarios peruanos? ¿Saben esos pollerudos cómo viven los cardenales de la Santa Madre Iglesia Católica? ¿Saben que trabajan para la más grande y poderosa transnacional del planeta? ¿Saben que por comparación los pachás del oriente aparecen como dirigentes de asentamientos humanos?Como diría mi tía Angustias, “¡No, si sooooon...! “.Y no menciono las pendejereterías de nuestro glorioso, único, Sano, Santo y Sacratísimo Lorcho Mayor, cuando defiende a capa y espada, a brazo partido, a ese maloliente y putrefacto foso, a esa asquerosa guarida infestada por las más horrorosas e inmundas criaturas que pululan en sus tenebrosos antros, llamado Petroperú. ¡Por la metagalaxia! ¡Por el multiverso! Si Dante Alighieri hubiese nacido en el Perú, habría sido el autor del himno nacional... porque ya Kafka habría reemplazado a Ciro Alegría.Hasta más vernos.
Por: Andrés Bedoya Ugarteche
email: abedoyau36@yahoo.com

No hay comentarios.: